Archivo de la etiqueta: Rubalcaba

A la caza de la cruz: PSOE.


  (To hunt the Cross: PSOE.)

 

Retroceso al pasado...

Que un político, un partido o un gobernante cualquiera recurra al rancio anti catolicismo no es nada nuevo y siempre muestra la carencia de ideas, la ausencia de soluciones, la pobreza de programa. El vetusto y marchito secretario general que acaba de elegir el PSOE, Don Alfredo Pérez Rubalcaba, no iba a ser una excepción a la regla y así lo acaba de demostrar con una propuesta muy suya aprobada en el reciente congreso: denunciar los acuerdos con la Santa Sede y suprimir los supuestos privilegios de la Iglesia Católica.

Lo más triste de todo el asunto es que, para este experimentado político, las recientes victorias del PP y la presumible modificación de leyes aprobadas por los socialistas supone un retroceso de 30 años. Y por tal estólida conclusión recomienda retroceder en todo. De lo que no se da cuenta este político de dudoso espíritu democrático es que la regresión que plantea supone para su partido y para España volver a 1934, justo cuando los socialistas, ayudados por las otras izquierdas, dieron un Golpe de Estado contra la República, solo porque habían perdido el poder.

En democracia, saber perder no es lección que se aprenda de golpe. Es necesario un espíritu dispuesto a no considerar en propiedad exclusiva la victoria, a no concebir las propias ideas como las únicas verdaderas, a ser capaz de ocupar el segundo plano cuando el pueblo, al que tanto invocan, decide darles la espalda en las elecciones. Por eso no se puede improvisar en un congreso, sobre todo cuando el partido derrotado se cree en posesión de la verdad política, de la legitimidad democrática y del verdadero progresismo.

Difícil es que Don Alfredo aprenda ya a estas alturas esa lección, pero la esperanza puesta en la madurez y juventud socialista, si es que las hay, se ha venido abajo de golpe. Mal para ellos, bien para sus oponentes y acaso bueno para España si el lugar que ocupan ahora llega a ser algún día habitado por otra fuerza política carente de neurosis retrospectiva y simplezas programáticas.

 Pepe de Brantuas.   Febrero de 2012, en España.

Licencia de Creative Commons This work by Pepe de Brantuas is licensed under
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de España

De la cortesía, la ejemplaridad y la hipocresía.


(Courtesy, exemplarity and hipocrisy.)

El juego de los espejos

La política es esa cosa buena y necesaria que, aquellos que la practican, a veces pervierten de palabra o de obra. Y una de las perversiones más frecuentes es jugar con la semántica, hasta que ellos no saben lo que dicen ni nosotros podemos estar seguros de lo que entendemos.

 Viene esto a cuento de la cortesía inaudita del nuevo Ministro del Interior, que en mejor hora podría haber calificado de ejemplar la actuación de quien le precedió en el cargo. Acaso si hubiese dicho buena, nos habríamos conformado con el adjetivo. Si fuese un simple exceso verbal por  ignorancia transitoria del sentido pleno del término, habría que disculpárselo. Pero grave sería si no fuese esa la causa.

Y es que, ejemplar es una conducta cuando es digna de ser propuesta como modelo. Aun siendo conscientes de que hasta el más incompetente o malvado es capaz de hacer alguna cosa buena, no se le pondría como patrón a imitar. A millones de españoles nos parecería una burla macabra que el canon de actuación del señor Fernández Díaz fuese el de Pérez Rubalcaba, o que se convirtiese en una mera imagen especular de éste. Si fuese eso lo que pretendía decirnos.

Claro que cabe una tercera opción, cual es la hipocresía de alabar a alguien a quien no aprecias. Para quedar bien delante de terceros o por mero sarcasmo. Postura rechazable también, aunque quien la adopte sea un político en ejercicio.

Nos queda el consuelo de que ya se dijo que por los hechos los conoceréis, y por lo tanto habrá que esperar a sus decisiones en aquellos temas en los que fue más criticado su antecesor. Eso sí, nos obliga a estar atentos a todo lo que diga o haga desde ahora, porque no podemos permitirnos en España otro responsable de Interior, que desprecie nuestro derecho a saber y a expresarnos críticamente sobre su forma de gobernar.

Pepe de Brantuas. Mes de la Navidad de 2011, en España.

Licencia de Creative Commons This work by Pepe de Brantuas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de España