Archivo de la etiqueta: Acampadas

15M y el embrujo sentimental del Km. 0


(15M and sentimental charm km 0)

La noche del 19 al 20 de agosto las cámaras de TVE mostraban en la Puerta del Sol un pequeño círculo de un centenar de personas debatiendo. Al parecer eran católicos y ateos, al margen de si eran también de la JMJ y del 15M. La cámara no les enfocaba más que a ellos y a las dos docenas de policías que los rodeaban. Mientras esa pacífica asamblea se desarrollaba unos centenares de energúmenos del 15M callejero creaban disturbios, al parecer porque su manifestación no autorizada no les permitía acercarse a la plaza, su plaza, según ellos.

Hoy hay convocada otra manifestación previsiblemente violenta en ese lugar y una asamblea pacífica para la tarde del día 21. De forma independiente a la utilidad y futuro que puedan tener ambas convocatorias opuestas, llama la atención el sentimentalismo casi religioso que se le dispensa al Km. 0 de las carreteras españolas. Parece un retorno a la devoción pagana por el onfalos, el ombligo del mundo. Y también podría ser considerado un centralismo resucitado, del cual se supone que van a salir los remedios para los males de España. A todos estos supersticiosos que consideran la Puerta del Sol como lugar mágico para hacer asambleas y concentraciones, habría que recordarles que vivimos en el siglo XXI, que existen los medios de Internet y que fue en esta última donde nació el 15M y no en la plaza más céntrica del centro de España.

Más aún, cualquier cosa que se debata o decida en ese lugar solo representa y atañe a quienes asistan a ese reducido aforo. La nueva constitución Islandesa no se elaboró por una minoría sin representación en una plaza cualquiera de Reikiavick, sino en la Red. Y aquí, aunque no se trate una reforma constitucional, no tendrán representatividad válida ninguna de las decisiones del 15M que no se hagan y aprueben mayoritariamente en el medio que permite la participación de más españoles: Internet.

Las asambleas callejeras y supuestamente populares son un anacronismo tan necio como el creer que por desarrollarse en el centro de España deberían ser válidas o representativas para todos los ciudadanos.

Ahora el 15M callejero parece muy preocupado por la visita del Papa, pero sería bueno que, como en Islandia, empecemos a pensar en el procesamiento de los gobernantes que nos llevaron a la ruina. Así nadie podría acusar al movimiento de ser un títere del PSOE, que utiliza la vieja estrategia del palo y zanahoria, para mantener la crispación y el debate exclusivamente en las calles.

Pepa de Brantuas. Agosto  de 2011, en España.

Licencia de Creative Commons
This obra by Pepe de Brantuas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Baul de Twitter

15M callejero: de la incapacidad a la intolerancia


(Street 15M: the inability to intolerance)

Cuando una formación política acaba por perder su capacidad programática y se muestra impotente para ofrecer soluciones eficaces a los problemas ciudadanos, recurre en muchas ocasiones a la opción demagógica del anticatolicismo. El espectro político es suficientemente amplio para englobar a un democristiano, primer ministro de Irlanda, y su penoso discurso contra el Papa hasta, ya en nuestro país, al PSOE, a IU y a los grupos radicales de izquiedas. Su magnitud de crítica es directamente proporcional a su incompetencia para elaborar remedios reales lejos de la quimera ideológica.

Después de dos tres meses de asambleas en las plazas públicas, mítines de barrio y campañas en la Red, el movimiento 15M apenas ha conseguido un par de acuerdos comunes a la mayoría de los interesados o implicados. Por propia naturaleza, según se hacía minoritario en las calles y se alejaba de la aspiración democrática inicial, el protagonismo panfletario se identificó cada vez más con los grupos antisistema y la extrema izquierda. Los primeros carecen de recursos constructivos, pues son de base anarquista, y los segundos se mantienen fieles a su radicalismo utópico. A estas alturas no tendrían casi repercusión si no se les apoyase desde algunos medios.

La solución le vino del cielo, nunca mejor dicho, con la visita del Papa a la JMJ. Ya fuese por incitación ajena o por propia decisión, el ya maltrecho 15M callejero ha decidido agruparse con los que difunden falsedades y  consignas contra la Iglesia Católica. Desde una falsa financiación pública del evento a multitud de argumentaciones inauditas, parecen querer ensombrecer la avalancha de jóvenes católicos y simpatizantes que peregrinan a Madrid estos días. No van a conseguir nada con ello, excepto que hay cristianos que no pensaban asistir y ahora han decidido acudir a Madrid.

Una vez más la incapacidad política y programática se quiere disimular con la intolerancia religiosa, y el 15M callejero no ha podido escapar a esa manipulación.

Pepe de Brantuas. Agosto de 2011, en Barataria.

Licencia de Creative Commons
This obra by Pepe de Brantuas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Deja un comentario

Archivado bajo Baul de Twitter

Ley Electoral: Impedir un derecho o penalizar el fracaso.


(Electoral Law: Preventing a right or penalize failure)

Pluralismo de colores

Si alguien quisiera cargarse las Olimpiadas bastaría que estableciese una dura condición de participación para aquellos que no hubiesen llegado a las finales en su anterior edición: el 0,1 % de las firmas de todos los atletas federados en su país de origen. Pues semejante disparate es el que aprobaron en enero nuestros diputados y senadores para incluirlo en el artículo 169, con la honrosa excepción del Señor Mur, senador por Aragón, que se opuso con voz y voto.

Nuestra maltrecha Constitución establece que las leyes orgánicas que regulen los derechos fundamentales deben respetar su contenido esencial. Pero la reforma aprobada no solo no lo respeta sino que va en contra del artículo 14 de la misma, al no exigir idéntico requisito para los partidos que ya tienen representación en las Cortes: Es un acto de discriminación con aquellas ideologías electorales, todavía no representadas en las cámaras.

Como comentamos anteriormente, en la justificación se hablaba de seriedad electoral, cuando en la realidad es una cuchufleta de mal gusto contra la democracia. Lo extraño de todo el asunto es que se hizo de tapadillo con cierta connivencia de los medios de comunicación. Hasta siete meses después de la reforma no comenzaron a salir en la prensa las trabas a las nuevas candidaturas. Parece ser que las intenciones electorales de un nuevo partido han llevado al ABC, a El Mundo, a El Confidencial y a algún otro, a publicar la insensata medida en la Red. Semanas antes ya había aparecido en Twitter por parte de otra formación política.

No es una medida contra los indignados, como dicen algunos de los medios, sino contra toda la sociedad española. Si se pretendía penalizar el fracaso debería aplicarse a todas las formaciones políticas, porque ninguna consigue que se elijan todos sus candidatos ni en todas las circunscripciones. Además, para no perjudicar directamente el pluralismo político se podría sustituir las firmas por una fianza por candidato equivalente a la mitad del Sueldo Mínimo Interprofesional, cantidad aceptable para cualquiera, que le sería devuelta según el número de personas electas. El resto del dinero iría para compensar el gasto electoral.

También llama la atención que la Junta Electoral Central no se plantee la posible inconstitucionalidad del artículo 169.3 y eleve consulta al TC. Si fuese declarado inconstitucional con posterioridad a las elecciones, ¿qué legitimidad tendrían los diputados y senadores elegidos?

El 15M callejero sigue con sus concentraciones, alborotos y sentadas al margen del veto electoral de los grandes partidos. Este derecho parece importarles menos que oponerse a la visita del Papa. Pero hay otro 15M más numeroso y sensato, como muestran las encuestas, que cree en el sistema electoral siempre que se deje presentar en los comicios a nuevos partidos y candidaturas. Y es que si una persona es demócrata de verdad ¿no está obligada a apoyar el derecho de sufragio en igualdad para todos?

Lo cierto es que hemos dejado atrás una ley electoral preconstitucional que era más democrática que la nueva aprobada en democracia. ¡Vivir para ver!

Pepe de Brantuas. Agosto  de 2011, en Barataria.

Licencia de Creative Commons
This obra by Pepe de Brantuas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

Deja un comentario

Archivado bajo Baul de Twitter

15M: La rebelión de los supervivientes


(15M: Rise of survivors)

            Con las revueltas en los países islámicos los analistas esbozaron hipótesis variadas para explicar ese fenómeno, que podría cambiar el mundo desde Oriente Medio hasta Casablanca. Y una de ellas incidía en la presunta superpoblación juvenil de los países implicados, que estaría generando una frustración colectiva que habría desembocado en la revolución.

            Según ellos, por culpa de la religión o del subdesarrollo económico, no existiría el aborto ni el control de la natalidad, que provocarían que los exiguos recursos fuesen insuficientes. Nada o casi nada se decía de la verdadera riqueza de esas naciones, ni de los regímenes políticos que eran y son manejados por minorías acaparadoras, que dejan al resto de la población en la pobreza o en una economía de mera subsistencia.

            Cuando se inició el 15M, los mismos analistas u otros, se apresuraron a encontrar similitudes entre este movimiento y las revoluciones del mundo árabe e islámico, como si una presunta igualdad de causas diese una respuesta similar en ambas vertientes mediterráneas. Pero no se molestaron en comprobar si lo que afirmaban era un disparate. Que algunas mentes europeas enajenadas pensasen que España todavía era África, sería comprensible si no se hubiese extendido su eco por otros países europeos. Países que, como España, no están subdesarrollados ni tienen una superpoblación juvenil. Precisamente porque el aborto y el control de la natalidad, implantados desde hace décadas, han diezmado a la juventud y envejecido la población hasta el límite de un cataclismo demográfico.

            La izquierda y la derecha europeas, cada vez más condicionadas por la subida de la edad media de sus ciudadanos, han derivado hacia políticas conservadoras de corte burgués y gerontocráticas. Más calidad de vida para las personas mayores, más consolidación de las personas maduras que ocupan empleos, más dificultad de las generaciones jóvenes para acceder a buenos puestos de trabajo, a viviendas dignas, a participar efectivamente en las formaciones políticas, etc. Llamativo es el caso de que las formaciones juveniles de los partidos políticos están controladas por ciudadanos que rondan o tienen los treinta años.

            Todos esos millones de muertos en el vientre de sus madres, o que ni siquiera fueron concebidos debido a las políticas planificadoras, han construido una generación joven diezmada y, además, marginada del bienestar, de la seguridad y del poder que disfrutan sus mayores. Por lo tanto, no nos debería extrañar que esta generación de supervivientes, se rebele contra casi todo lo establecido. Los que podrían haber sido sus parientes, sus compañeros, sus amigos, fueron exterminados por unas sociedades de burgueses acomodaticios que querían más calidad de vida, pero solo para ellos. Esas mismas sociedades que formaron los padres y los abuelos de los rebelados.

            No es posible predecir en que acabará todo esto, pero, como dicen los ingleses, los viejos crímenes tienen largas sombras. No nos escandalicemos pues si los camaradas supervivientes de tanto muerto y no concebido, hacen justicia tardía en este Occidente tan desnortado. Ni nos extrañe que al lado de las tiendas de acampada del 15M se coloquen los puestos de quienes desean que ese exterminio pare de una vez para siempre.

            Pepe de Brantuas. Julio  de 2011, en Barataria.

Licencia de Creative Commons
This obra by Pepe de Brantuas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License

2 comentarios

Archivado bajo Vida humana