De muslimes, rodrigos y julianes.


Si hemos de creer a los mitos históricos hispanos será en sus moralejas, porque la sicología de los personajes sólo está escrita en el libro del Juicio Final y habrá que esperar a que nos la lean. Cuentan de Rodrigo que era algo lujurioso, a modo y manera del centro derecha de ahora, y el Julián de marras debió ser el progre de la época, que con ganas de venganza se alió al moro (del latín maurus, habitante negro de la Mauritania, que era como Roma llamaba al África profunda) y convirtió a Hispania en una penumbra que no se erradicó hasta 8 siglos después.

menos palabras y más soluciones...

menos palabras y más soluciones…

No sé si los mauros de la época eran como los terroristas de ahora, pero parece claro que los de DAESH, Al Qaeda y derivados, amén de los que los financian, o celebran sus crímenes en público o en privado, no siguen a ningún dios sino a Satán, el padre de la mentira, la violencia y todo tipo de crímenes. Y también, hogaño como antaño, tenemos rodrigos gobernando y julianes intrigando y haciéndole el juego a esta gentuza imperialista y violenta que trata de imponer sus diarreas mentales por todo el universo, que ahí está la moraleja del mito histórico.

No niego que el problema tenga difícil solución al tener toda una quinta columna en Occidente formada por millones de musulmanes y ésos que apoyan unilateralmente su cultura, en sentido amplio, aunque ésta se oponga frontalmente a los valores occidentales y a nuestras leyes democráticas. Pero tiene que haber soluciones para perseguir fanatismos político-religiosos con la misma intensidad que se persigue el nazismo. O, por lo menos, con el mismo empeño que se pretende combatir la islamofobia. Lo contrario, perseverar en una islamofilia ingenua, sería una rendición y un desastre para todos nosotros.

Les gustará o no a los progres julianes de nuestra época, pero estamos en una guerra abierta y a eso tenemos que atenernos o seremos barridos por los fanáticos, los intolerantes, los criminales, los terroristas, eso sí, con su complicidad de ingenuos y la desidia necia de los políticos gobernantes.

Pepe de Brantuas. Julio de 2016, en España.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de España, Eso que llaman política, Por el Mundo, Vida humana

Los comentarios están cerrados.