Votar puede matar…


Ya lo creo que puede, a ti o a los tuyos, también puede arruinarte, pasarte al paro, acabar con tu salud, con tus derechos y libertades, puede exiliarte y, por supuesto, el no votar puede producir también todo eso y más, pero de forma más simple y comodona. Por eso es tan importante saber lo que uno se juega este 26 de junio próximo y obrar en consecuencia, pues hay más opciones que las que los medios nos meten por los ojos y por las orejas, que yo he resumido en cinco en la gráfica.

Es lo que parece que hay..., pero hay otras opciones.

Es lo que parece que hay…, pero hay otras opciones.

Es mi interpretación personal de lo que hacen y han hecho, de lo que dicen y dijeron los políticos de estas facciones, en ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas, en las Cortes, en los gobiernos y en la oposición. Y creo que los sobres electorales deberían llevar un borde negro como las esquelas y el mensaje VOTAR PUEDE MATAR, a modo y manera de los paquetes de tabaco, pues las candidaturas con más posibilidades aparentes son las que más recortes de libertades defienden.

Y NO VOTAR, también...

Y NO VOTAR, también…

Nos jugamos mucho más en estas elecciones que hace una década, porque ahora hay candidatos decididos a romper nuestra democracia en pedazos o a convertirnos a los ciudadanos en súbditos sumisos a sus caprichos, a sus ideologías trasnochadas, a sus corrupciones, a su mediocridad e incompetencia. No hay excusa para no votar otra cosa en muchas provincias. En otras han conseguido impedir que se puedan presentar, pero lo fácil y lo tonto es quedarse en casa y no ir a ejercer uno de los pocos derechos que todavía no cuestionan, en parte porque ya lo tienen manipulado y controlado.

Elijan bien o aténganse a las consecuencias…

Pepe de Brantuas. Junio de 2016, en España.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de España, Eso que llaman política, Vida humana

Los comentarios están cerrados.