Esbirros, falsarios, trapisondistas y demás gente de mal vivir.


Los ciudadanos poco a poco vamos teniendo cada vez menos puntos de referencia fiables, menos personas, organizaciones, instituciones o medios de comunicación en los que depositar nuestra confianza dada la escasez de verdad, honestidad, hombría de bien, ética, moralidad, como parece haberse adueñado de nuestra patria, si hacemos caso a todo lo que se publica y difunde. Hoy saltaba otro escándalo —seguro que insignificante para más de uno— en el organismo que tiene que velar para que la protección de la juventud y de la infancia (que establece como límite el artículo 20 de nuestra Constitución) no se quede en palabras vacías. Lo cierto que el asunto se lo han pasado por la entrepierna durante décadas nuestros gobiernos centrales y autonómicos. Sino recuerden las series de dibujos animados para adultos creadas en el extranjero que aquí se emitieron y se emiten para niños: SHIN-CHAN, LOS SIMPSON, PADRE DE FAMILIA, FUTURAMA, AMERICAN DAD, etc. En el caso actual la causa parece estar en la presión de las comercializadoras (seguramente igual que antaño) que han conseguido convertir un consejo presuntamente independiente en servil a sus intereses por medio del ordeno y mando de un alto funcionario…

De lo recto y lo torcido, que de todo hay...

De lo recto y lo torcido, que de todo hay…

Puede que lo anterior no preocupe demasiado a las mentes inertes de demasiados ciudadanos, pero es un síntoma más de nuestra decadencia moral. Hasta ésos que predicaban contra los corruptos de la casta, parecen haber nacido y medrado a costa de la financiación extranjera. Claro que algunos dirán que nada es verdad ni es mentira, que todo es según el color con que se mira, ya que hasta el Gobierno parece estar implicado en la filtración de las investigaciones policiales, o eso dicen algunos, que ya no sabe uno a qué carta quedarse, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestro ministro de Asuntos Exteriores, el tan locuaz Sr. Margallo, calla como un muerto sobre este tema. Lo cierto es que los dirigentes de Venezuela e Irán llevan más de una década de colaboración para crear opinión y apoyar a formaciones políticas en otras naciones en contra de USA y de sus aliados; las democracias como la nuestra. Lo que no está claro, al menos por ahora, son los millones de petrodólares que podrían haber financiado a políticos españoles.

Soy optimista y por ahora no he cambiado. Además, las mejores épocas de la Historia han nacido tras grandes crisis. Pero si he de decir la verdad, lo que me preocupa es el daño y el sufrimiento humano, que suele ser mayor en estos períodos, y la indiferencia acompañada de ignorancia de todos los que podemos contribuir a mejorar las cosas, pero nada hacemos porque tampoco nos molestamos nosotros en ser mejores ni en apoyar a quienes luchan por remediar todo el mal. Verdad, libertad, honestidad, ética, hombría de bien, moralidad, fortaleza, honradez, tolerancia…, no son palabras vacías por mucho que nos intenten convencer de eso, sobre todo si nos empeñamos en vivirlas y apoyar de verdad a quienes las viven o quieren vivirlas: ¡Qué los hay! ¡Ni lo duden!

Pepe de Brantuas. Abril de 2016, en España.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas de España, Eso que llaman política, Vida humana

¿Algo qué comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s