El silencio de los cabritos…


(In English)

...y de las cabras.

…y de las cabras.

Este escrito no va de cine, lo siento, parodio un título, pero nada más. Pero va de sádicos asesinos y, sobre todo, de esa especie maloliente de voyeurs que siente placer ante los crímenes aunque no los cometa y lo hace calladamente, sin un gesto de crítica, mientras observa el sufrimiento ajeno. Si las víctimas fuesen un machiego o una mujeriega, maltratados de palabra o de obra, en el occidente hipócrita en el que vivimos organizarían el gran escándalo (no hay palabra mejor para expresarlo) aunque al final resultara ser un error o un fingimiento. Pero es en ese Oriente falso y antidemocrático, regido por tiranos con petrodólares o con potencial nuclear, y toda esa caterva izquierdista ve con buenos ojos sus crímenes contra los de otras religiones o nacionalidades, cristianos, judíos, yazidies, porque en el fondo les importa un bledo la libertad religiosa y la de culto, como pareció no importarles la libertad política de venezolanos o ucranianos. A lo más que aspiran es a defender de boquilla la utópica libertad de conciencia del laicismo burgués decimonónico de inspiración masónica. Se quedaron atascados en los desvaríos sub democráticos previos a la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

Si el agresor de turno tiene pedigrí islamista o comunista (da igual si es el Putin, Maduro o sus colegas tiranos del presunto Califato Islámico), toda esa élite underground del mamoneo político internacional permanecerá impasible ante los crímenes continuados contra hombres, mujeres y niños, desde los puestos de relevancia de la ONU hasta el último engendro político revitalizador del marxismo más fracasado y retrógrada. Si las víctimas son cristianas, con más empeño silencioso, cuando no se burlan públicamente. Por no escapar de esa espiral demencial no se apartan ni los que presumen de puridad democrática como el españolísimo Podemos. Si son de derechas y han recibido un mandilón de grado más elevado, miran para otra parte no sea que en la próxima tenida alguien les amenace con recortar financiación o subir intereses, que eso del dinero es lo que le duele a la derecha asilvestrada que se cría hoy día en los aledaños del poder. Si existiera una fábrica de cuernos sus propietarios se harían millonarios, pues en todas partes hay en demasía sienes desnudas que los merecen.

Y, mientras tanto, las víctimas inocentes de la barbarie esperando que alguien las defienda de tanto abusador fanático y de tanto mirón político.

Pepe de Brantuas. Septiembre de 2013, en España.

USA
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Baul de Twitter, Eso que llaman política, Por el Mundo, Vida humana

¿Algo qué comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s